Historia

DESARROLLO HISTORICO DEL AIKIDO

La historia del Aikido va ligada a una de las escuelas de Jujutsu más antiguas del Japón, nos referimos al Daito Ryu Aiki Ju-jutsu.
Para encontrar los orígenes de este antiguo Arte Marcial tenemos que remontarnos al periodo Heian (794-1192), época en que la sociedad japonesa sufre una fuerte jerarquización militar y los clanes dirigidos por los daimyos (señores feudales), luchaban entre sí por la primacía en el poder.
Es a finales de esta época cuando se instaura el primer Shogunato y se implanta un sistema de gobierno paralelo al del Emperador que duraría hasta el final del periodo Tokugawa en 1867.
El Shogun ejerció una verdadera dictadura militar, repartiendo los diferentes territorios entre los daimyos de los clanes aliados y relegando al emperador a ser una mera figura decorativa. Es también en esta época cuando las artes de la guerra cobran una mayor importancia en un país en el que las confrontaciones entre clanes rivales eran frecuentes. 

EL CLAN MINAMOTO

Saburo Yoshimitsu Minamoto
Los orígenes del Daito Ryu van unidos a la descendencia del emperador Seiwa Teno (850-880). Es durante el mandato de éste donde las antiguas técnicas de lucha que desembocaron en la creación del Sumo se derivan hacia una vertiente más marcial y son transmitidas de generación en generación dentro de la familia Seiwa.
Varias generaciones después, un descendiente del Emperador Seiwa, Shinra Saburo Yoshimitsu Minamoto (1040-1127), militar del clan Minamoto y depositario de las antiguas técnicas marciales de la familia, dio un fuerte impulso al ya incipiente Daito Ryu, mezclando las técnicas secretas del clan Minamoto con sus propios descubrimientos. Yoshimitsu fue un gran militar, hombre culto, excelente luchador y magnífico arquero, fue profesor de So-Jutsu (lanza), To-ho (sable) y Tai-Jitsu (técnicas corporales de defensa).
Durante la Guerra de los Tres Años (1083), diseccionó cadáveres para estudiar el mecanismo de músculos y articulaciones. Esto le permitió crear técnicas más efectivas. Creó el concepto de Gyakute y Ichigeki Hissatsi (técnicas para matar de un solo golpe). Yoshimitsu Minamoto es considerado el padre de las técnicas originales del Daito Ryu y creador de los principios del Aiki. 

EL CLAN TAKEDA

Con el paso del tiempo, el clan Minamoto fue perdiendo su protagonismo y el hijo de Yoshimitsu Minamoto, Yoshikiyu (998-1163), se trasladó a la aldea de Takeda en la provincia de Kai, uniendo este nombre al suyo y pasando los conocimientos marciales de la familia Minamoto a las siguientes generaciones de la familia Takeda. Así, los fundamentos de lo que sería conocido como Takeda Ryu Aiki Budo se asentaron durante varias generaciones.
El shogunato de Ashikaga Takauji inaguró el periodo Muromachi (1333-1582) durante el cual, el declive del poder shogunal fue incrementado por las guerras entre los daimyos. Esto produjo el derrocamiento de los Ashikaga y propició la unificación del Japón a cargo del general Oda Nobunaga en favor de Toyotomi Hideyoshi.
En 1521 nace Shingen Takeda, famoso general, recordado por sus importantes victorias, que se enfrentó a Oda Nobunaga y fue derrotado por este en 1573. Esto marcó el declive de la familia Takeda y la pérdida de su predominancia militar. Los miembros supervivientes de la familia, se dispersaron, entre ellos el hermano de Shigen, Kunitsugo (1551-1592), que se trasladó a Aizu en 1574. Kunitsugo enseñó las técnicas de la familia Takeda a la nobleza de Aizu y a las personas prominentes de la corte. Entonces las técnicas de combate del clan Minamoto, que habían pasado a la familia Takeda, y que eran conocidas hasta ese momento como Osiki-Uchi, se mezclaron con las técnicas del clan Aizu, dando origen a lo que ahora se conoce como Daito Ryu. Durante un largo periodo el Daito Ryu se configura como el método oficial de combate en el clan Aizu y su práctica secreta y restringida a los miembros cercanos al Shogun, continua hasta la caída del shogunato.
Durante el siglo XVI y XVII las artes de combate de la familia Takeda sufrieron algunas innovaciones, fruto de las aportaciones que realizó Tadayosi Goto, samurai del clan Takeda que profundizó y perfeccionó las técnicas de Ken-Jutsu de la escuela Mizuno Shinto-Ryu, So-Jutsu (lanza), To-Jutsu (esgrima) y otras más que agregó al arte de los Takeda.
A mediados del siglo XVII llegó al Japón un monje shaolin conocido como Sanwo (Chang Wo Ting), el cual aportó sus conocimientos de Shaolin-Tzu-Kempo y Chi-Na al método de combate de los Takeda. El resultado de estas aportaciones fue la aparición de varias escuelas de Aiki-Jutsu (Yanigi-Ryu de Kenji Yoshida, Kamishin-Ryu de Kanda, Kaze-Arashi-Ryu de Akemi Nishiyama).
Soemon Takeda (1758-1853) enseñó un sistema conocido como Aiki-In-Yo-Ho (Aiki del ying y el yang) y fue el primero en utilizar el término Aiki. Soemon Takeda no quiso que su hijo Sokichi, luchador de Sumo, heredase el legado del Daito Ryu, y transmitió sus conocimientos a su nieto Sokaku.
Las circunstancias históricas en las que se desenvolvió el Japón del siglo XIX volverían a marcar la evolución del Daito Ryu. En 1854 los países occidentales, encabezados por Estados Unidos firman acuerdos con el Shogun para promover la apertura comercial de Japón hacia el mundo exterior. Esto desencadena una serie enfrentamientos entre los partidarios del aislamiento y de la apertura que finaliza con la caída del Shogun Yoshinobu Tokugawa y la devolución del poder al Emperador Mutsu Ito, comenzando un nuevo período en 1868 (Meiji), que marcaría el comienzo de la modernización del Japón.
Los territorios del norte del Japón fueron los últimos en ser sometidos. El clan de Aizu que se había opuesto al nuevo gobierno imperial, perdió la guerra de Boshin contra éste. El castillo de Aizu cayó en poder de las tropas imperiales y el clan Aizu se rindió el 22 de noviembre de 1868, siendo su jefe, Matsudaira Katamori, detenido y llevado a Kyoto. 

TANAMO SAIGO

Tanamo Saigo
Tanamo Saigo también llamado Hoshina Genshin (1829-1905) nació en Kyushu.
Fue alumno de Soemon Takeda, y aunque todavía seguía denominando a su sistema Osiki Uchi, también utilizó el término Aiki.
Hijo de un prominente samurai de clan Aizu (Chakamoto Saigo), se creó muchos enemigos a causa de sus ideas políticas y religiosas, sufriendo varios intentos de asesinato de los cuales salió siempre indemne.
Entrenó Misoguchi Ryu (espada) y Koshu Ryu. Tanamo Saigo fue un reconocido guerrero y participó activamente en la guerra contra el Emperador Meiji, a favor del Shogun.
Durante la batalla de Shirakawaguchi contra los clanes Chosu y Satsuma, partidarios del emperador, la mayor parte del clan Aizu fue aniquilado. Tanamo Saigo salvó la vida porque fue enviado a una misión antes de la batalla, pero su familia (madre, esposa, 5 hijas y 14 miembros más), desconocedora de este hecho, se suicidó al pensar que había muerto.
Después de esto, con el clan Aizu aniquilado y su familia muerta, Saigo decidió entrar como sacerdote shintoista en el monasterio de Nikko y adoptando posteriormente a Shiro Saigo como hijo suyo.
Se dice que Shiro era hijo natural de Tanamo, y que decidió adoptarlo para pasarle los conocimientos del Daito Ryu y de esta forma que continuase con la tradición, pero después de unos años de entrenamiento Shiro decidió ir a entrenar bajo la tutela de Jigoro Kano (fundador del Judo Kodokan), siendo muy utilizado por este por su habilidad para el combate.
Tanamo Saigo regresó a Aizu y enseñó como profesor de Mizoguchi Ha Itto-Ryu y Koshu Ryu Gunkaku kenjutsu. Allí encontró al nieto de Soemon Takeda, Sokaku Takeda, que había sido instruido por su abuelo y le transmitió todos sus conocimientos sobre el Daito Ryu. 

SOKAKU TAKEDA

Sokaku Masayoshi Minamoto Takeda
Sokaku Masayoshi Minamoto Takeda (1859-1943). Nació el 10 de octubre de 1859. Estudió Ona-Ha-Itto Ryu (espada), Hozoin (lanza) y Jikishin-Kage-Ryu con Sakakibara Kenkichi además de otros estilos, hasta un total de 18. Fue instruido por su padre y su abuelo en Daito Ryu antes de entrenar con Tanamo Saigo, pero realmente la herencia del Daito Ryu le fue dada por éste.
Sokaku Takeda, impulsado por Tanamo Saigo, fue el primero en abrir las enseñanzas del Daito Ryu a los que no eran del clan, viajando por todo Japón enseñando su arte (se le calculan más de 30.000 alumnos, principalmente de las clases altas de la sociedad japonesa).
Se hizo famoso por sus duelos, ya que recorrió Japón desafiando a maestros de otras escuelas. Mató docenas de hombres en duelos con lanza o espada y fue conocido como el "pequeño demonio".
Era una época en que los practicantes de jujutsu estaban mal vistos, los samurai son desbancados políticamente ante la reposición del emperador y muchas escuelas de jujutsu y kenjutsu desaparecieron o fueron absorbidas por otras.
Aun así Sokaku Takeda, heredero desde 1898 de la tradición Daito Ryu, expandió el arte marcial familiar y a su obra se debe que la escuela no desapareciese.
Del Daito Ryu Aiki Ju-jutsu, y como consecuencia de la expansión del mismo a cargo de Sokaku Takeda, se derivaron numerosos estilos, en los que la influencia del Daito Ryu se dejó notar en mayor o menor medida.
Algunos de ellos son relativamente conocidos como el Aikido de Morihei Ueshiba, el Hapkido de Yong Sool Choi, el Hakko-Ryu Ju-Jutsu de Yoshiji Okuyama y el Shorinji-Kempo de Doshin So (alumno de Yoshiji Okuyama), entre los más importantes a destacar, además de incontables sistemas de creación más reciente.
Sokaku Takeda murió a los 83 años de edad, el 25 de abril de 1943. 

YOSHIJI OKUYAMA

Yoshiji Okuyama fue estudiante de Hosaku Matsuda, que a su vez fue alumno de Sokaku Takeda, recibiendo su certificado en Daito Ryu en 1936.
Durante dos años más estuvo estudiando las técnicas secretas de la mano del Daito Ryu.
Estos conocimientos, complementados con sus amplios conocimientos sobre medicina china, dieron lugar al nacimiento en 1941 del Hakko Ryu Jujutsu, el cual enseñó hasta su muerte en 1987. 

MORIHEI UESHIBA

Morihei Ueshiba
El Fundador Morihei Ueshiba nació en Noviembre de 1883 en Tanabe, provincia de Kii (ahora conocida como Prefectura de Wakayama), una península centro-sureña de la isla principal de Japón.
Hasta los 14 ó 15 años tuvo un aspecto débil, pues era de cuerpo menudo y delgado. Pero, en realidad era fuerte, y su comportamiento muy distinto al de los demás.
Desde los diez años ya había mostrado interés por el budo. Su padre, Yoroku, era miembro del consejo local y el principal funcionario del pueblo. Los llamados matones del pueblo, cabecillas de la oposición política a su padre, solían venir a su casa a negociar y a veces le maltrataban seriamente.
A los doce años, el Fundador, viendo que esto sucedía con demasiada frecuencia, tomó una firme decisión: juró hacerse fuerte a toda costa y expulsar a los ofensores de su padre.
En 1901 cuando tenía 18 años, dio sus primeros pasos encaminados a conseguir tan enérgica ambición. Fue a Tokyo para convertirse en un gran comerciante, empleando muchos días trabajando como mayorista en la calle y estudiando jujutsu por las noches en la Kito ryu.
A veces iba a escuchar también discursos políticos. Pero a los pocos meses se le declaró la enfermedad del beriberi, afectándole al corazón, y tuvo que regresar a su casa.
Entonces decidió fortalecer su cuerpo y, tras recuperarse, comenzó a andar dos millas y media diarias. Lo llevó a cabo durante diez días; luego durante veinte más, y finalmente empezó a correr. Poco a poco desarrolló fuerza física y fue capaz de levantar simultáneamente dos fardos de paja de arroz, cuando antes había sido incapaz de levantar ni siquiera uno.
Hacia los veinte años su aspecto empezó a cambiar. Aunque seguía siendo de baja estatura, era más fuerte que el resto de la gente. Pero esto no le satisfacía y fue a Sakai a estudiar Yagyu-Ryu jujutsu.
En esa época se dedicó a asuntos pesqueros y se vio involucrado en problemas de límites de su pueblo, ayudando a resolverlos, lo que le dio cierto renombre en la localidad.
En general se vio mezclado entonces en tantas actividades que llegó a preocupar a su padre.
Estaba lleno de vigor juvenil y su espíritu era inquebrantable, de tal manera que si había alguien que hiciera el doble que la gente normal, él hacía el cuádruple.
Si los otros podían con 80 libras, él podía con 160. Su fogoso temperamento encontró ocasión de expresarse en los concursos de tortas de arroz de su pueblo. En dichos concursos, un gran cazo de arroz especialmente cocinado se deposita en un inmenso mortero o cuenco de piedra y se golpea con una gran almádena parecida a un mazo de madera con cabeza alargada. Un asistente voltea continuamente el arroz mientras se golpea, y éste se va transformando en una sustancia pastosa en forma de tortas planas, que se dejan enfriar antes de comer.
El peso de la almádena, su difícil manejo y la fuerza y frecuencia con que hay que golpear exigía una gran potencia física para poder hacer tortas.
En estos concursos, el Fundador era capaz de rivalizar al principio con cuatro jóvenes fuertes; después con seis, y luego incluso con diez, y todos eran siempre vencidos. Solía ir a otros pueblos a golpear arroz y llegó incluso a romper muchas veces la almádena, de tal manera que la gente se veía en la necesidad de rechazar educadamente sus ofrecimientos de ayuda para hacer tortas. En lugar de eso le servía té con pastas a la manera japonesa reservada para los invitados ilustres con el fin de tenerle alejado de la zona donde se fabricaban tortas.
Cuando la situación entre Rusia y Japón se hizo alarmante, expresó sus deseos de hacerse soldado y se alistó en el regimiento Wakayama. Allí demostró sus excelentes cualidades en todas las facetas del entrenamiento físico, y aunque era un simple soldado de a pie llegó a reparar en él el propio comandante del regimiento. Medía sólo 157 m de altura, pero era muy corpulento y pesaba más de 81 kilogramos, y siempre era el mejor de su unidad cuando se trataba de gimnasia dura, de correr o de cargar.
Como Japón estaba en guerra el entrenamiento era el doble de duro de lo normal y muchos soldados desertaban. Pero el Fundador marchaba a la cabeza de las filas llevando el pesado equipo de dos o tres personas. Fue considerado un hombre valioso en la campaña de Manchuria, y previno en varias ocasiones crisis entre las tropas. En consecuencia, al licenciarse, sus superiores le pidieron que se alistara voluntario en el servicio regular y que entrara a la academia militar.
Con este objeto recibió diferentes visitas del jefe de la compañía, del jefe de batallón y del jefe de regimiento. Si bien se negó a entrar en la academia, no deseaba volver a su vida normal, y así, el brioso joven se convirtió en líder de una comunidad de su pueblo, Tanabe, administrando los asuntos de su distrito.
En esa época, Kiyoichi Takagi, entonces un simple 3º Dan de judo, visitó el pueblo natal del Fundador y éste consiguió reunir un grupo de alumnos para que Takagi enseñara en el Club Juvenil. Más tarde, Takagi llegó a convertirse en 9º Dan de judo. El propio Fundador estudió judo también con gran diligencia. Pero entonces, quizá debido a la fatiga ocasionada por su vida militar, debió permanecer durante cerca de medio año, sufriendo grandes dolores de cabeza y una rara dolencia que preocupó mucho a sus padres.
Sin embargo, finalmente, se recuperó por completo. En la primavera de 1910 solicitó irse como colono a Hokkaido, en la frontera norte de Japón en ese momento. Sentía mucha ilusión por cambiar de aires y por la oportunidad de trabajar en una tierra sin desarrollar. El Fundador llegó a Hokkaido en marzo de 1911 al frente de un grupo de pioneros de su región, y comenzó a cultivar la tierra en torno a Shirataki, comarca de Mombetsu y provincia de Kitami. Ya en la treintena y en todo su vigor tras haber recuperado su salud y renovado el espíritu se dedicó de lleno a sus obligaciones.
Su condición física mejoró enormemente y aprendió a montar, yendo de un lado para otro por las montañas y los campos por exigencias de su trabajo, teniendo a veces que afrontar tormentas y soportando rigurosos fríos. Su audacia le llevó a ser elegido en 1911 miembro del consejo del pueblo de Kamiyubetsu, en Shirataki.
Asesoró y alentó al Mayor Urataro Kaneshige en favor de los colonos, y estaba en contacto con la Oficina del Gobernador en Hokkaido. Organizó una asociación para que se construyera la Línea Sekihoku, cuya finalidad era tender una vía de tren en el distrito, y fue encargado de presidir dicha asociación. Sus desinteresados esfuerzos le ganaron el reconocimiento público, y en 1912, los habitantes de Shirataki (un área de cerca de 25 millas cuadradas) le dieron un pleno voto de confianza por sus actividades y le llamaron respetuosamente el “Rey de Shirataki”. 

& Sokaku Takeda

En esta época estaba en Hokkaido Sokaku Takeda, un maestro de la Daito-ryu de Jujutsu. Se puede decir que la mayor influencia técnica para el desarrollo del Aikido fue el Daito-ryu jujutsu.
Este arte, que se dice que es continuación de la tradición marcial del Clan Aizu, tiene cientos de años, y fue propagada en muchas áreas de Japón durante la época Meiji, Taisho, y más recientemente en los periodos Showa, por el famoso artista marcial, Sokaku Takeda.
Conocido tanto por su habilidad marcial como por su dureza de carácter, Takeda había usado su habilidad en más de una ocasión en torneos a vida o muerte.
La teoría del Daito Ryu jujutsu es profunda y sus técnicas muy numerosas.
Takeda tenía 44 años cuando se reunió por primera vez con Morihei Ueshiba, que tenía 32 años, en el Hotel de Hisada en Engaru (Hokkaido), en Febrero de 1915, el cual le dijo: “Tienes un potencial y una habilidad excepcionales; por tanto te enseñaré”.
Este encuentro marcó el principio de una larga y provechosa asociación entre los dos, que duró más de 20 años.
Los estudios de Daito Ryu del Fundador comenzaron, pues, en 1915, y en 1916 ya había obtenido el preciado certificado que avalaba su dominio de Daito Ryu. A lo largo de este periodo no llegó a los cien días de estudio personal con Takeda, entrenando y estudiando el resto del tiempo por su cuenta.
Los documentos del Daito-ryu demuestran que Ueshiba participó en varios seminarios impartidos por Takeda en 1916.
Ueshiba también invitó a Takeda a su casa, donde recibía clases intensivas, en privado, sobre técnicas altamente refinadas de Daito-ryu.
Desafortunadamente, los detalles de este estudio son desconocidos. Ueshiba abandonó Hokkaido en diciembre de 1919, después de recibir un telegrama en el que se le notificaba la situación crítica de la enfermedad de su padre.
Encargó el cuidado de su casa, una modesta estructura de madera, a Takeda y volvió a su ciudad natal de Tanabe.
Durante el viaje hizo una parada inesperada en Ayabe, el centro de la religión Omoto, para rezar por la vida de su padre. Desde niño siempre se había inclinado de forma natural hacia el estudio del pensamiento espiritual, siendo profundamente comprendido por sus padres en este sentido.
Cuando tenía siete años estudió con el sacerdote Mitsujo Fujimoto, el Templo JIzoji de la Secta Budista Shingon, y con diez años estudió Budismo Zen en el Templo Homanji, en Akitsu.
A medida que fue creciendo, su búsqueda del alimento espiritual aumentó, visitando templos siempre que podía para pedir orientación.
Si bien el primer motivo para visitar a Deguchi fue el deseo de que su padre se curara, sin embargo, al oír hablar al sacerdote, su profunda visión espiritual le causó una gran impresión.
Cuando llegó a su casa, su padre había muerto. Afrontando la muerte de la persona más querida en el mundo, el Fundador juró ante su tumba salir de su estancamiento mental, evolucionar e intentar desentrañar el secreto del budo.
A partir de aquí su vida cambió enormemente. A veces se subía a lo alto de una roca y rezaba piadosamente, o se arrodillaba en algún lugar en la cima de una montaña recitando continuamente oraciones Shinto.
Sus antiguos amigos del pueblo estaban extrañados de este cambio y les preocupaba su salud mental. Ueshiba decidió trasladarse con su familia (en aquel momento eran su mujer, su madre, y sus dos hijos) a Ayabe, instalándose en 1920; buscaba una luz que alumbrara su corazón.
Una casa al pie de la montaña donde estaba situado el templo principal se convirtió en su hogar. Por recomendación de Deguchi, Ueshiba abrió su primer dojo en su casa, conocido como el Ueshiba Juku Dojo, donde enseñaba Daito-ryu a estudiantes, muchos de los cuales eran miembros de la religión Omoto.
Dos años después, en abril, Sokaku Takeda apareció en Ayabe con su mujer, su hermana, y su hijo de seis años, Tokimune, el más tarde maestro principal de Daito-ryu.
La cuestión sobre si Takeda se invitó a sí mismo, o fue invitado por Ueshiba a Ayabe es, de momento, irresoluble y las versiones oficiales del Daito-ryu, y las fuentes fidedignas de Aikido difieren considerablemente. Lo que sí se sabe es que Takeda estuvo durante 5 meses enseñando a miembros del Ueshiba Juku Dojo, y que, al final de ese periodo, Ueshiba fue premiado con el certificado kyoju dairi, que acredita su status oficial como instructor de Daito-ryu.
Takeda y Deguchi no se llevaban muy bien. Aunque en ningún evento se demuestra que la relación entre Sokaku y su más famoso estudiante, Morihei Ueshiba, fueran tensas durante el periodo Ayabe.
Después Takeda se marchó en septiembre de 1922; los dos se veían de vez en cuando, aunque Takeda visitó a Ueshiba varias veces en su último dojo en Tokyo. A Ueshiba se le reconoció como un buen maestro jiu-jitsu en Tokyo, mientras Takeda continuó viajando por todo Japón, dando seminarios principalmente a jueces, oficiales de policía, oficiales del ejército, etc.
Aunque Ueshiba y Takeda mantenían un pequeño contacto por correspondencia.
De nuevo, Ueshiba fue premiado, ahora acreditado como maestro de Daito-ryu. Además de Ueshiba, recibieron dicho diploma Kenji Tomiki, Minoru Mochizuki, Rinjiro Shirata, y Gozo Shioda. En la moderna psicología, la relación entre Morihei Ueshiba y Sokaku Takeda podría ser calificada como de “amor-odio”.
Es difícil enumerar hechos históricos que lo demuestren, al igual que hay pocos que demuestren lo contrario; incluso hoy en día sigue la discusión entre sucesores de Ueshiba y de Takeda sobre este tema. Esta claro que Ueshiba tenía un profundo respeto por la habilidad técnica de Takeda, y por otro lado Takeda consideraba al fundador del Aikido como uno de sus más prometedores estudiantes.
Es posible que el problema entre los dos fuera la exigente personalidad de Sokaku, la actitud independiente y la orientación espiritual de Ueshiba, sumado a los imprecisos acuerdos financieros respecto a la obligación de Morihei como instructor de Daito-ryu.
El diploma de Daito-ryu eimeiroku data del 15 de septiembre de 1922, en el cual Ueshiba era premiado con su certificado kyoju dairi, y claramente queda obligado a pagar tres yens a Sokaku, por cada estudiante que inscriba en su dojo. Después cada uno acusó al otro por un abuso en asuntos económicos, e incluso Takeda informaba en sus últimos seminarios revelando la naturaleza irresoluble del desacuerdo entre ellos.
En conclusión, quisiera mencionar algunos aspectos positivos de la relación entre estos dos grandes maestros del Budo.
Primero, la deuda técnica de Aikido al Daito-ryu es inmensa; es difícil encontrar un movimiento en Aikido que no sea original del estilo de jiu-jitsu de Takeda.
Por otro lado, la supervivencia y futuro del Daito-ryu, como un arte marcial tradicional japonés, ha sido garantizado por la tremenda difusión internacional del Aikido. De hecho, a menudo se escucha a los practicantes de Daito-ryu referirse a su arte como Aikido!.
En ningún evento las dos artes marciales están totalmente vinculadas y permanecerán, a pesar de los malentendidos, tendencias y reproches que han sido perpetuados hasta hoy. 

& ONISABURO DEGUCHI

Onisaburo Deguchi
Si Sokaku Takeda puso la base técnica para el posterior desarrollo del Aikido, fue Onisaburo Deguchi, líder de la secta Omoto, quien ofreció la llave espiritual que penetró de acuerdo con la orientación religiosa de Morihei.
El nacimiento de la religión Omoto, a principios de este siglo, se debe a la influencia de dos personas carismáticas.
La primera, su fundadora (que era analfabeta), una campesina llamada Nao Deguchi (1836-1918). El otro fue el excéntrico y energético Onisaburo Deguchi, quien desarrolló el incremento de importancia de la no ortodoxa secta religiosa.
Nao Deguchi estuvo en la miseria durante toda la primera parte de su vida, y se había encontrado con las tragedias de perder a su marido y varios de sus hijos a edades muy tempranas. En 1896, a la edad de 56 años, estuvo muy desesperada, y, según ella, entró en trance y fue poseída por un espíritu benévolo. La analfabeta Nao empezó a escribir cosas, que ella misma era incapaz de leer.
Sus escritos contenían revelaciones respecto al espíritu y crítica social. Según estos escritos, la humanidad necesitaba adoptar una nueva moral y revitalizar las instituciones sociales. Su visión se basaba en un Dios Universal, que considerara a todos los seres humanos iguales, una creencia que estaba en directa oposición con la religión Shinto, que se centra en la figura divina del Emperador.
Nao ya había empezado a juntar seguidores cuando Onisaburo apareció en escena en 1898. Onisaburo estaba muy interesado en el Shamanismo, y también había entrado en una serie de trances que le revelaron que su misión espiritual era salvar a la humanidad. Onisaburo se casó con la hermana de Nao, Sumiko, la cual adoptó el nombre de la familia de Deguchi, y llegó a ser la fuerza dinámica detrás del incremento explosivo de la joven religión Omoto.
Deguchi preconizaba el amor y la bondad, tenía la idea de unificar la moral a través de la religión. Soñaba con la construcción de un Reino Pacífico en Mongolia mediante la fuerza de nuevas religiones, libres de las ataduras de las viejas costumbres, y con la finalidad de unificar Asia y hacerla prosperar.
Basada en Ayabe, cerca de Kyoto, la secta Omoto floreció en las primeras dos décadas del siglo XX. Morihei Ueshiba hizo su primera visita a la edad de 36 años al centro principal de la religión, los seguidores de la secta ya eran cientos de miles.
En diciembre de 1919, Ueshiba, entonces residente en Shirataki-mura al norte de Hokkaido, recibió un telegrama comunicándole la situación crítica de su padre, y su inmediato retorno a Tanabe. Mientras pasaba el tren por la zona de Kansai, Morihei mantenía aparentemente una conversación con un pasajero, que hablaba entusiasmadamente de la religión Omoto, le habló de las increíbles enseñanzas de esta secta, de sus curas milagrosas, y de su carismático líder, Onisaburo Deguchi.
Por el problema emocional que tenía Morihei, decidió hacer una parada en Ayabe, y terminó pasando varios días allí. Mientras rezaba por la recuperación de su padre, rápidamente se sintió bajo el hechizo de la simpatía de Onisaburo.
A la llegada de Morihei a Tanabe, se encontró que su padre había muerto. La muerte de su padre lo hundió en un estado de presión; en un intento de encontrar la vía espiritual, decidió irse con su familia a Ayabe, en la primavera de 1920.
Bajo la guía de Onisaburo Deguchi, Ueshiba estaba ocupado en el desarrollo espiritual. El entusiasmo y trabajo duro de Morihei rápidamente ganó la confianza de Onisaburo.
Habiendo aprendido las habilidades marciales de Morihei, el líder Omoto, decidió que se enseñara artes marciales a todos los seguidores de la religión. Deguchi solía decir: “Hay conmigo un magnífico guerrero”.
Probablemente por esto mucha gente visitaba su casa entre ellos el vicealmirante Seikyo Asano, quien proporcionó al Fundador valiosos contactos en la Marina y más tarde le sirvió de mentor cuando se trasladó a vivir a Tokyo. Esto le llevó a abrir su primer dojo en su residencia privada, el Ueshiba Juku dojo, donde enseñaba las técnicas Daito-ryu jujutsu, que había aprendido de Sokaku Takeda.
La reputación de Ueshiba crecía constantemente, y el rango de los practicantes, en el pequeño dojo de Ueshiba, creció hasta el nivel de incluir personal naval del puerto de la ciudad de Maizuru. Hidetaro Kubota, Yutaka Otsuki, Sogetsu Inagaki, Gunzo Oshikawa y Yoichiero Inoue fueron todos alumnos suyos. Kubota (cuyo nombre actual es Nishimura; 6º Dan de Judo) era por aquella época estudiante en la Universidad de Waseda y una prominente figura en el campo del judo estudiantil, e influyó en mucha gente para que practicaran Aikido, entre ellos Kenji Tomiki y Nobubumi Abe.
Es fácil de imaginar el orgullo que Onisaburo debió sentir teniendo a un artista marcial de la talla de Morihei.
Sokaku Takeda visitó Ayabe en 1922. Es suficiente decir que el periodo de estos cinco meses de entrenamiento intensivo, bajo el exigente Takeda, aumentó considerablemente la comprensión de Ueshiba sobre las técnicas de Daito-ryu.
Como siempre, a causa de la enemistad mutua entre Onisaburo y Sokaku, la última visita inesperada a Ayabe también acabó con ciertas tensiones en la relación entre Morihei y su maestro de jiujutsu que nunca cicatrizaron.
Ueshiba puso sus habilidades marciales a prueba dos años después, en febrero de1924, cuando acompañaba a Onisaburo como su guardaespaldas en Mongolia donde intentaban establecer una colonia de la religión Omoto. Para ello Deguchi se había puesto en contacto con la religión Putienchiao de Corea y la Taoyiian Hung-wantzahui de China.
A comienzos de la primavera de 1924 tomó la decisión de viajar a Mongolia cuando fuese más oportuno, e invitó a Matsumi Matsumura y al Fundador al templo Shounkaku en Ayabe, les resumió el programa y les pidió que viajaran con él. Deguchi había sido implicado en 1921 en el llamado Escándalo Omotokyo (por falta al Emperador), así que su partida había de hacerse en el más riguroso secreto.
La mayoría de los confidentes no fueron avisados. El grupo tomó un tren en Ayabe el 13 de febrero de 1924, a las 3,38 de la mañana. El Fundador se unió al grupo en Tsuruoka, y partieron para Manchuria y Mongolia. La incierta meta del grupo era llegar a Mukden y entrevistarse con Lu Chan-K´uei, un general de Chang Tso-Lin, que les ayudaría a infiltrarse en Mongolia. Sin embargo, China tenía problemas internos en ese momento y el grupo de Deguchi se encontró rápidamente sin ayuda y convertidos en fugitivos. No había carreteras, escaseaba la comida y lo único que podían hacer era seguir huyendo del enemigo.
Durante los cinco meses que duró el viaje, el Fundador siempre estuvo al lado de Deguchi compartiendo su suerte. En cierta ocasión, durante un ataque por sorpresa llevado a cabo por las fuerzas locales, todo el grupo fue capturado, robándoles todo lo que poseían, incluidos los zapatos y la ropa.
Fueron encadenados y obligados a llevar taparrabos como única ropa, y permanecieron encarcelados durante algún tiempo en paiyintails. La actitud del Fundador le hacía destacar sobre los otros, y desde el mismo momento de su arresto sus captores sintieron que se trataba de un hombre extraordinario. Por esta razón le trataron con más severidad, obligándole a llevar grilletes y cepos.
En un momento dado fueron llevados ante el pelotón de ejecución. En medio del camino, los cuerpos de las fuerzas de Lu se amontonaban en el suelo tras haber sido tiroteados momentos antes. El grupo no mostró miedo, caminando por entre los cadáveres tranquilamente hacia su destino.
La actitud del Fundador en ese momento crítico fue especialmente imperturbable, mostrándose tan seguro como en su vida normal. Se dice que los otros le miraban fijamente, asombrados. Afortunadamente la intervención del cónsul japonés en Chenkiatum fue capaz de salvar a Onisaburo y compañía.
Fueron deportados, y devueltos a Japón bajo la vigilancia de la policía japonesa. A su llegada a Port Moji el 25 de junio de 1925 fueron recibidos por un gran gentío que les aclamaba como si de héroes se tratara. Si bien habían fallado sus planes, el Fundador había tenido la oportunidad de poner a prueba su autodisciplina diaria. En Ayabe Ueshiba reanudó con entrega su vida anterior de estudio y se concentró en profundizar en el secreto del budo.
Las montañas de Ayabe ofrecían un excelente escenario para el estudio y la práctica.

Allí eligió el Fundador un lugar apropiado e instaló colgadas en círculo bajo los árboles siete u ocho bolsas de esponja que ensartaba una por una, de forma magistral, con una lanza de práctica de nueve pies de longitud. Sus diestros movimientos quedaron grabados para siempre en la memoria de sus discípulos.
Más tarde, Ueshiba fue gradualmente atraído de Ayabe a Tokyo para enseñar su estilo de jiu-jitsu a un número de prominentes personas, incluido el Almirante Isamu Takeshita, y el antiguo primer ministro Gombei Yamamoto.
Después de varias visitas a la capital para dar seminarios, se fue allí con su familia en 1927. Esto no significa que su relación con la religión Omoto, o con Onisaburo Deguchi, desapareciera. De hecho el respeto de Onisaburo por Morihei continuaba. Se planeó el establecimiento del Budo Senyokai en 1932 bajo el patrocinio de Omoto.
El presidente de la organización era, por supuesto, Morihei Ueshiba. Se abrieron dojos por todo Japón, principalmente en áreas donde hubiera concentraciones de creyentes Omoto, las clases eran dirigidas regularmente en Ayabe, Kamekoa, y la pequeña ciudad de Takeda.
Takeda era el lugar donde estaba el dojo en el cual muchos de los más fuertes artistas marciales practicaron. Instructores del Dojo Ueshiba Kobukan, de Tokyo, incluidos Noriaki Inoue, Hisao Kamada, Gozo Shioda, y Rinjiro Shirata, fueron enviados allí regularmente a enseñar.
Las actividades del Budo Senyokai finalizaron como resultado del segundo incidente Omoto, que ocurrió en diciembre de 1935. Muchas de las propiedades Omoto fueron destruidas. Onisaburo fue arrestado, y condenado por disturbios.
Ueshiba fue forzado a ocultarse durante un periodo, hasta el final de la guerra, con lo que no pudo asociarse libremente con la religión. Las acciones de Ueshiba para distanciarse de la religión durante este periodo fueron criticadas por ciertos elementos internos de la secta. Como siempre, abrir el soporte del religión Omoto en este clima político hubiera destruido todo el trabajo realizado. 

& Kisshomaru Ueshiba

Kisshomaru Ueshiba
Kisshomaru Ueshiba nació en Ayabe, en la Prefectura de Kyoto, el 27 de junio de 1921, es el tercer hijo de Morihei Ueshiba.
El Fundador vivía junto con su familia cerca de uno de los más importantes centros de la religión Omoto, en Ayabe, donde era un participante activo.
Morihei también entrenó a unos cuantos estudiantes en un pequeño dojo, conocido como el Ueshiba Juku, dentro de su casa. Era aquí donde el famoso profesor de Daito-ryu, Sokaku Takeda, pasó varios meses en 1922. Morihei Sensei se trasladó, junto con su familia, a Tokyo, en 1927, donde Kisshomaru realizó gran parte de sus estudios.
Le preguntaron en una entrevista en 1983, sobre cuándo empezó a practicar artes marciales, él respondió: “Hay un Proverbio Japonés que dice: -Un mercader cerca de un templo pronto cantará un sutra sin enseñárselo-. A mí me ocurrió lo mismo, empecé mi práctica siendo aún un niño. Alrededor de 1936 empecé mi entrenamiento, haciendo de Uke para mi padre, cuando iba a hacer demostraciones.
Practiqué un poco de Kendo... y, también, Kashima Shinto-ryu, un estilo muy antiguo”. Ya en 1938, en el Manual de Entrenamiento de Budo, publicado por Morihei, Kisshomaru aparecía en muchas fotos de Uke.
Después de terminar el bachillerato, el actual Doshu, fue a la Universidad de Waseda, y se licenció en económicas en 1942. Fue también por esta época, a principios de la Segunda Guerra Mundial, cuando Morihei Ueshiba, que se había ido a vivir a la Prefectura de Ibaragi, encargó a Kisshomaru la dirección del Dojo Kobukan.
Durante un tiempo, el dojo estaba casi vacío de estudiantes, y las obligaciones de Kisshomaru eran meramente administrativas. Era también, en 1942, cuando el término “Aikido” se hizo oficial, siguiendo la política de estandarización de nombres, defendida por la asociación Butokukai.
A la pérdida de alumnos, se sumó el peligro que suponían los bombardeos a Tokyo. En una ocasión, siendo todavía estudiante en la Universidad de Waseda, Kisshomaru, con la ayuda de varios vecinos, apenas consiguieron salvar el dojo de un incendio en la calcinada área de Shinjuku.
Inmediatamente después del fin de la guerra, la práctica de artes marciales fue prohibida por el Cuartel General de las Fuerzas Aliadas, y Kisshomaru abrió el dojo a unas cien personas que se habían quedado sin casa después del devastador conflicto. Dividió su tiempo entre Tokyo e Iwama, durante este periodo.
Con una esposa, y dos hijos, hambrientos, Doshu tuvo que trabajar a jornada completa en empresas de seguridad, y enseñar Aikido por la mañana y por la noche, para poder alimentar a su familia.
Su padre se quedó en Iwama entrenando a algunos estudiantes, entre ellos Morihiro Saito. La práctica en Tokyo creció constantemente, por lo que Kisshomaru comenzó a impartir clases a gente que desconocía totalmente el arte. El mayor cambio que se produjo en este sentido fue la demostración que se celebró en el gran almacén Takashimaya en 1956, donde, por primera, vez grandes maestros estuvieron junto con Morihei Ueshiba.
Kisshomaru escribió su primer libro, apropiadamente titulado “Aikido”, en 1957, junto con otras veinte obras más, publicadas en intervalos regulares.
El Aikido crecía constantemente, y se abrieron dojos en ciudades y escuelas por toda Japón. El nombre de Aikido era conocido por la mayoría de los japoneses, que podían, al menos, identificarlo como un arte marcial.
La siguiente frontera del Aikido se encontraba fuera de Japón; y Kisshomaru empezó a mandar grandes profesores al extranjero a abrir dojos y, aunque precedido por Koichi Tohei, él mismo viajó a EEUU, por primera vez, en 1963.
A mediados de los 60, un gran número de personas se apiñaban para entrenar en el Aikikai Hombu Dojo, junto con una oleada de extranjeros que iban a Japón a entrenar a la Meca del Aikido.
El Fundador era muy mayor para dar clases, tenía ya los ochenta, con lo que Kisshomaru, y Koichi Tohei, eran las mayores figuras en el dojo. Después de la muerte de O’Sensei Morihei Ueshiba, en 1969, hubo una ruptura entre el nuevo Doshu y Tohei, que era el director del grupo, el cual gradualmente se fue desarrollando y, al final, abandonó el Hombu para crear su propia escuela en 1974.
A mediados de los 70, el Aikido había crecido hasta el punto de que Doshu, y el más viejo Shihan del Aikikai, creyeron que era hora de crear una “Federación Internacional de Aikido”. Las federaciones nacionales fueron reconocidas en numerosos países, las cuales estaban controladas por la Zaidan Hojin Aikikai.
Doshu empezó a dar cursos por muchos países de EEUU, Europa, e incluso América del Sur. En 1977, tras una larga espera, Doshu publica un libro, “Aikido Kaiso: Morihei Ueshiba”, el cual es considerado el trabajo más fidedigno de la vida de su padre. Además hoy en día, su propio hijo, Moriteru, es llamado “El tercer Doshu de Aikido”, y para ello la preparación del joven Ueshiba va creciendo para el día de su sucesión.
El enfoque de Kisshomaru sobre el Aikido hace hincapié en la suavidad que rodea al movimiento. Dijo una vez que el término “maru”, de su apellido, simboliza el punto de vista de la esencia circular de la técnica de Aikido.
En términos filosóficos, Kisshomaru resumió sus principios, respetando el arte creado por su padre, con esas palabras. Los movimientos de Aikido están en perfecta armonía con los movimientos del espíritu. Si alguien habla sobre aspectos espirituales o derribar a tu oponente sin perjudicarlo, después de haberlo golpeado y pisoteado, no es convincente.
En Aikido, entrenamos el cuerpo y la mente con movimientos suaves, que están en armonía con la naturaleza.
Kisshomaru es muy activo, y hace demostraciones y da conferencias en Japón y en el extranjero. Normalmente imparte clases en el Aikikai Hombu tres días a la semana; además esta trabajando en un nuevo libro sobre la filosofía del Aikido. 

& Isamu Takeshita

Uno de los aspectos más fascinantes del estudio de la historia del Aikido es el gran número de figuras importantes de la sociedad japonesa que se encuentran.
Durante la larga vida de Morihei Ueshiba, tuvo relaciones y contactos con muchas personas importantes, no solo del mundo de las artes marciales sino también de la política, el ejército, las finanzas, etc.
Una persona en particular, prácticamente desconocido por los actuales practicantes de Aikido, fue esencial en el desarrollo de este arte antes de la guerra en Japón. Era el Almirante Isamu Takeshita.
El Almirante Takeshita es mencionado frecuentemente en conversaciones de viejos maestros, que conocieron a Morihei Ueshiba durante sus años en Tokyo antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial.
Nació en Kagoshima en diciembre de 1869. Takeshita era miembro del clan Satsuma, en ese periodo, el clan Satsuma, era conocido por enseñar a oficiales de la armada; mientras el clan Choshu enseñaba a oficiales del ejército de tierra.
Las relaciones entre Takeshita y Ueshiba comenzaron como resultado de la incorporación de otro almirante, Seikyo Asano. Asano era creyente de la religión Omoto, y comenzó a practicar Daito-ryu Aikijujutsu en Ayabe, en 1922.
Impresionado por el arte de Ueshiba, Asano lo recomendó a Takeshita, su colega en la Academia Naval en Tokyo. Tras ver el arte de Ueshiba, en Ayabe, sobre el año 1925, quedó totalmente convencido que era un artista marcial excepcional.
Tras el regreso de Takeshita a Tokyo, presentó una fervorosa recomendación de Ueshiba, al retirado Almirante Gombei Yamamoto (un antiguo primer ministro), y para ello Ueshiba hizo una demostración en la casa de Takeshita ante un selecto público.
De ahora en adelante, el almirante jugaría un papel importante en la promoción de las actividades de Ueshiba, ante la elite de la sociedad japonesa. Esto tuvo como consecuencia que muchos oficiales del ejército, altos cargos políticos, y adineradas personas fueran devotas del especial estilo de jiujitsu de Ueshiba.
Además, Kenji Tomiki, quien luego crearía un estilo competitivo de Aikido, también empezó a entrenar en esta época.
El Almirante Takeshita no era sólo un admirador del arte de Ueshiba, sino también un gran practicante, a pesar de sus 50 años.
Practicó asiduamente durante muchos años, y durante un tiempo Ueshiba enseño en la mansión de Takeshita. Además, el almirante se encontró con el profesor de Ueshiba de Daito-ryu jiujutsu, Sokaku Takeda, en varias ocasiones.
Takeshita tal vez hubiera recibido clases por Takeda, aunque su nombre no aparece en los libros de Daito-ryu. Sabemos, por ejemplo, que Takeshita asistió al seminario dirigido por Takeda en el dojo de Ueshiba, en 1931.
Posteriormente, el hijo de Sokaku (actual Soke de Daito-ryu), Tokimune Takeda, dice que el Almirante Takeshita escribió un artículo en una revista titulado: “The Story of the Bravery of Sokaku Takeda” (La historia del valiente Sokaku Takeda).
Desafortunadamente, este artículo no se conserva. Fue durante los primeros años de práctica en Tokyo de los que Takeshita escribió cientos de páginas de notas, con el contenido de las sesiones de entrenamiento de Ueshiba. Las anotaciones, escritas a mano, consisten principalmente en descripciones detalladas de las técnicas de Daito-ryu, enseñadas por Ueshiba.
Esas notas, representan un importantes legado, no solo para los practicantes de Aikido, sino también para los de Daito-ryu. Constituyen una evidencia adicional de la íntima relación entre las dos artes.
Algo impresionante de la juventud de Takeshita, que no puede ser olvidado, es la relación que tuvo con el Presidente Theodore Roosevelt. Roosevelt, es bien conocido por hacer de mediador en la Guerra Ruso-Japonesa, por lo que ganó el Premio Nobel de la Paz, en 1906.
El presidente conocía la existencia del jiujitsu, como buen deportista que era, por lo que invitó al principal discípulo del fundador del Judo (Jigoro Kano) , Yoshiaki Yamashita, a ir a América a enseñar el arte. Incluso existe una fotografía de Roosevelt, del 13 abril de 1904, dedicada al “Prof. Y. Yamashita”. La persona que actuó de intermediario, por parte de Yamashita, fue el Almirante Isamu Takeshita.
Además, de sus conexiones con el mundo del Judo y del Aikijujutsu de Ueshiba, Takeshita salió del fondo del mundo del sumo, y ejerció una considerable influencia para que llegara a ser deporte nacional.
También sirvió durante un tiempo como director de la Asociación de Sumo.
Durante los años de oro del Dojo Kobukan de Ueshiba, en los años 30, Takeshita actuó como patrocinador, y frecuentemente aparece al lado de Ueshiba en muchas fotos de este periodo. Takeshita, también participó en una gran demostración de Kobudo, en 1935, como representante de Daito-ryu Aikijujutsu.
En esta ocasión era indudablemente el delegado del dojo de Ueshiba. En 1939, se incorporó al Dojo Kobukan de Ueshiba. Al año siguiente se creó la Fundación Kobukai, el precursor de la Aikikai. El Almirante Takeshita fue el primer presidente de la fundación.
Los contactos de Takeshita con la familia imperial llevó a una demostración en el dojo del Palacio Imperial Sainenkan en 1941.
Ueshiba primero rechazó la invitación, porque él no quería demostrar “falsas” técnicas ante semejante audiencia. Con esto quería decir que si hacía técnicas “reales” su compañero podría morir!. Finalmente, el Almirante Takeshita, siempre tan diplomático, persuadió a Ueshiba a enseñar sus “mentiras” de cualquier modo.
Gozo Shioda, uno de los principales estudiantes de Ueshiba en ese momento, cuenta la historia de cómo su maestro, incluso estando enfermo, hizo una exhibición espectacular de sus conocimientos, en esa ocasión.
El otro Uke de Ueshiba, durante esta demostración, Tsutomu Yukawa, cometió el error de atacar sin entusiasmo a su profesor enfermo. La mala gana de este Uke le hizo acabar con un hombro dislocado!.
Después del comienzo de la guerra, cuando muchos de los estudiantes de Ueshiba se dispersaron, el nombre de Takeshita dejó de ser mencionado en el contexto del Aikido. Todos los informes sobre el Almirante Isamu Takeshita lo describen como agradable, inteligente y noble.
Doshu Kisshomaru Ueshiba, durante una entrevista, ofreció el siguiente homenaje al almirante: “Un hombre que hizo grandes esfuerzos para asegurar el éxito de mi padre, después de llegar a Tokyo fue el Almirante Isamu Takeshita. Isamu Takeshita estuvo siempre con Morihei Ueshiba. Sin él no podríamos hablar sobre el desarrollo del Aikido en este momento”. 

& MINORU MOCHIZUKI

Minoru Mochizuki
El Maestro Minoru Mochizuki, nació en el año 1906, en el seno de una familia samurai.
En 1929 fundó su propio estilo, el Yoseikan.
Comenzó su entrenamiento marcial a la edad de seis años con el Gyokushin Jujutsu.
Empezó a estudiar Judo con el maestro Takebe, alumno de Jigoro Kano, fundador del Judo Kodokan, continuando más tarde bajo la supervisión de éste y de uno de sus más famosos estudiantes, el Maestro Kyuzo Mifune, el cual a la muerte de Jigoro Kano tomó la dirección técnica del Kodokan.
Minoru Mochizuki estudió Aikido y Daito Ryu Aiki-Jujutsu con Morihei Ueshiba, Karate Shotokan con el Maestro Gichin Funakoshi y Karate Shorinji Ryu con el Maestro Masayoshi Hisakata, Kendo con el maestro Toku Sanbo, Iaido y Kendo con el Maestro Nakayama Hakudo y Shindo Muso Ryu con Kooji Shimizu.
Mochizuki recorrió un sinfín de escuelas y universidades junto a Mifune con objeto de enseñar y difundir el Judo. Jigoro Kano, no fue sólo el creador del Judo, también fue un verdadero mecenas de las Artes Marciales, enviando a sus alumnos a estudiar con los maestros más importantes de la época con el objeto de preservar para el futuro las antiguas escuelas tradicionales dentro del seno de las diferentes secciones del Kodokan, así, envió a Mochizuki a estudiar con el Maestro Shimizu en Kobudo, con el Maestro Funakoshi en Karate, al cual cedió una sala dentro del Kodokan, y en 1930, después de ver una demostración en Mejiro, le envía a estudiar con el Maestro Ueshiba en Daito Ryu Aiki Ju-jutsu.
La relación entre Mochizuki y Ueshiba fue estrecha, convirtiéndose en su principal alumno y acompañándole por todo Japón haciendo demostraciones. En 1933, Mochizuki recibió de manos de su maestro el certificado de maestría en Daito Ryu Aiki-Jujutsu, junto a su compañero Kenji Tomiki (Aikido Tomiki).
Ueshiba pidió a Mochizuki que fuera su sucesor al frente del Aikikai pero Mochizuki rechazó la oferta, ya que en aquellos momentos su idea sobre las Artes Marciales no encajaba con la evolución que estaba teniendo el Aikido de Ueshiba.
En 1938 Mochizuki es enviado a Mongolia en calidad de gobernador regional de Sarachi y como hiciera Kano en Japón, se dedicó a incluir las artes marciales japonesas en el sistema educativo mongol creando un centro de difusión de las mismas (el Kodokan).
Allí encontró al maestro de karate Masayoshi Hisakata (Kudaka en okinawense), destinado como jefe de estación en la misma ciudad, el cual por aquel entonces denominaba a su estilo de Karate como Kudaka Ryu. Posteriormente este estilo cambiaría su nombre por el de Shorinji Ryu debido a la influencia del kempo chino en el mismo.
Durante los dos años en que duró esta relación, Mochizuki e Hisakata intercambiaron sus conocimientos en Judo y Karate respectivamente, hasta que Hisakata fue destinado de nuevo al Japón. En 1948, tres años después de finalizada la II Guerra Mundial, Mochizuki retornó de nuevo al Japón.
El Maestro Mochizuki viajó a Europa, concretamente a Francia, en el año 1951 en representación del Kodokan y del Aikikai, siendo el primer introductor del Aikido en el viejo continente.
Realizando también demostraciones de Judo, Karate, Iai-Jutsu y Bo-Jutsu. Actualmente su hijo Hiroo Mochizuki enseña en este país su propio estilo de Yoseikan Budo, Karate y Aikido.
A su regreso de Francia en 1953, el Maestro Mochizuki funda el Yoseikan Hombu Dojo en su ciudad natal de Shizuoka donde continua en la actualidad la enseñanza.
Los conocimientos del Maestro Minoru Mochizuki dieron como resultado el Yoseikan, que es un estilo de Aikido que está basado en más de 80 años de experiencia en Artes Marciales Tradicionales japonesas.
El significado de la palabra Yoseikan es "el sitio donde se enseña la verdad". El Yoseikan del Maestro Mochizuki incorpora proyecciones, luxaciones e inmovilizaciones del Daito Ryu Aiki-jujutsu, proyecciones, luxaciones, estrangulaciones e inmovilizaciones del Judo y del Ju-Jutsu, barridos y golpes de puño y pierna del Karate, además de elementos del Aikido, del Kenjutsu, del Iaijutsu y del Kobudo.
El maestro Mochizuki creó el Yoseikan con el objetivo de ser un efectivo método de defensa personal que preservase un elevado número de técnicas, de antiguas kata y de técnicas de combate de los grandes Maestros de las Artes Marciales Tradicionales japonesas.
El Maestro Mochizuki también incorporó al sistema sus propias innovaciones, entre ellas, un importante número de técnicas de proyección con sacrificio de la propia estabilidad (sutemi), que fueron enseñadas en 1976 en el Kodokan a petición de la dirección del mismo.
El Maestro Mochizuki dividió el Yoseikan en los siguientes grupos técnicos:
  • Kihon Conjunto de técnicas fundamentales del sistema (esquivas, caídas, proyecciones, luxaciones, golpes, estrangulaciones e inmovilizaciones y controles)
  • Kata Formas de demostración (aproximadamente una docena de katas de Aiki-Jujutsu, judo, karate, ken-jutsu, iai-jutsu y kobudo)
  • Tai-Jitsu Técnicas de defensa (sin armas)
  • Ne Waza Técnicas de suelo
  • Randori Práctica de combate
  • Iai-Jutsu Técnicas de desenvaine y corte con la katana
  • Ken-Jutsu Manejo de la katana
  • Bo-Jutsu Técnica de manejo de palo largo
Minoru Mochizuki es un Meijin, una leyenda viva de las Artes Marciales japonesas, con más de 50 danes a sus espaldas.
Es 10º Dan de Aikido, 9º Dan de Nihon Ju-Jutsu, 8º Dan de Judo, 8º Dan de Iai-Jutsu, 8º Dan de Katori Shinto Ryu (Kenjutsu, Bojutsu, Nagigata, Yari, ...), 5º Dan de Jodo, 5º Dan de Kendo, 5º Dan de Karate además de otros grados y certificados en diversas Artes Marciales Tradicionales Japonesas. 

CRONOLOGIA de MORIHEI UESHIBA

(14 Diciembre 1883 - 26 Abril 1969)
1883- Morihei Ueshiba nace el 14 de diciembre en Tanabe, Kishu (Prefectura de Wakayama)
1900- Se va a Tokyo en Septiembre, abre un librería
1901- Estudia Tenjin Shin'yo-ryu Jujutsu
1903- Se casa con Hatsu Itogawa en Tanabe.
- Se alista al Regimiento 61 del Ejército de Tierra de Wakayama, en diciembre.
1905- Lo destinan el frente en la Guerra Ruso-Japonesa.
1906- Licenciado, vuelve a Tanabe.
1908- Recibe el diploma de Yagyu-ryu Jujutsu.
1910- Viaja a Hokkaido.
1911- Nace su primera hija, Matsuko.
1915- Se reúne con Sokaku Takeda (Daito-ryu jujitsu) en la posada de Hisada en Engaru.
1917- Nace su primer hijo, Takemori, en julio.
1918- Es alcalde del pueblo de Kamiyubetsu, desde junio de 1918-abril de 1919.
1919- Abandona Hokkaido en diciembre, ante el empeoramiento de la enfermedad de su padre.
- Deja su casa y sus propiedades a cargo de Sokaku Takeda.
1920- Se reúne con Onisaburo Deguchi de la religión Omoto en Ayabe, Prefectura de Kyoto
- Su padre, Yoroku, muere en enero.
- Vuelve a Tanabe.
- Se va con su familia a Ayabe, el centro de la religión Omoto.
- Crea el dojo “Ueshiba Juku”.
- Nace su segundo hijo, Kuniharu, en agosto.
- Muere su primer hijo, Takemori, en agosto.
- Muere su segundo hijo, Kuniharu, en septiembre.
1921- Nace su tercer hijo, Kisshomaru, en junio.
1922- Muere su madre, Yuki.
- Sokaku Takeda visita Ayabe, junto con toda su familia para enseñar, y esta desde el 28 abril-al 15 septiembre.
- Se le otorga el kyoji dairi (grado de instructor), certificado por Takeda, en septiembre.
1924- Se va a Mongolia con Onisaburo Deguchi con el fin de establecer allí también la religión Omoto, desde febrero a julio. Al final todo el grupo de Onisaburo Deguchi, incluido Ueshiba, es capturado y hechos prisioneros por el Ejército Chino por conspiración para derrotar el Gobierno existente. Después de un corto periodo de internamiento, y tras la intervención del consulado japonés en China, volvieron a Japón.
1925- Hace una demostración en Tokyo para el Ex-Primer Ministro Gombei Yamamoto.
1927- Se va Tokyo con toda su familia.
- Establece temporalmente un dojo en la sala de billar de la mansión de Shimazu en Shiba.
1928- Se va a Shiba, Tsunamachi, donde tiene temporalmente el dojo.
1929- Se lleva a su familia a Shiba, Kuruma-cho, donde abre un dojo temporalmente.
1930- Se va a Shimo-Ochiai, en Mejiro.
- Jigoro Kano, Fundador del Judo, ve una demostración de Ueshiba en su dojo de Mejiro y envía a varios estudiantes de Kodokan, incluido Minoru Mochizuki, a estudiar allí.
1931- Consagración del dojo Kobukan en Ushigome, Wakamatsu-cho.
1932- Se crea la Budo Sen'yokai (Sociedad para la Promoción de las Artes Marciales) con Ueshiba como director.
1933- Se publica el manual Budo Renshu.
1935- Documental sobre Aikido Budo hecho por la Compañía de Periódicos Asahi en Osaka. El único documental conocido de Ueshiba antes de la guerra.
1937- El nombre de Ueshiba aparece en el libro de matrículas del Kashima Shinto-Ryu.
1938- Se publica el manual titulado Budo.
1939- Invitado a Manchuria para dar un seminario.
1940- Hace una demostración de artes marciales en Manchuria conmemorando los 2600 años de Japón.
1941- Hace una demostración en el dojo imperial Sainenkan para la familia imperial.
- Enseña en una academia de policía.
- Invitado a Manchuria a un seminario durante la Semana Universitaria de Artes Marciales.
- Llega a ser asesor de artes marciales en las universidades de Shimbuden y Kenkoku en Manchuria.
1942- El nombre “Aikido” se hace oficial y es registrado en el Ministerio de Educación.
- Invitado a Manchuria como representante de las artes marciales japonesas para asistir al intercambio Manchur-japonés de artes marciales, en conmemoración del 10º aniversario de la independencia manchur (agosto).
- Se va a Iwama, Prefectura de Ibaraki.
- Kisshomaru Ueshiba llega a ser Director de la Fundación Kobukai.
1943- Se construye un Aiki Shrine en Iwama.
1945- La Fundación Kobukai cesa en su actividad después de la Segunda Guerra Mundial, ante la prohibición de practicar artes marciales.
- El dojo de Iwama esta lleno.
1948- El Hombu Dojo se traslada a Iwama.
- Kisshomaru Ueshiba llega a ser Director de la Fundación Aikikai.
1949- Se practica regularmente en el dojo de Tokyo.
1955- Se va a Osaka durante varias semanas para enseñar en el dojo de Bansen Tanaka.
1956- El Hombu Dojo vuelve a Tokyo, desde Iwama.
- Varios embajadores invitados a una exhibición pública.
1958- La televisión norteamericana filma un documental titulado Rendezvous with Adventure (Cita con la aventura).
1960- Le dan la Medalla de Honor, con el Lazo Púrpura, del Gobierno Japonés.
1961- Invitado a Hawaii por la Aikikai de Hawaii, en febrero.
- Se hace un documental para la televisión, por la compañía NHK.
- Se pone a Ueshiba como presidente de la Federación de Estudiantes de Aikido de Japón.
1963- Primera gran demostración de Aikido en todo Japón, octubre.
1964- Recibe de la Orden del Sol Naciente, la 4ª clase, como Fundador del Aikido.
1968- Se termina la construcción del nuevo Hombu Dojo.
1969- Hace su última demostración el 15 de enero.
- Muere el 26 de abril.
- Sus cenizas son esparcidas en Kozanji, Tanabe.
- Lo nombran ciudadano de honor de Tanabe e Iwama.
- Su esposa, Hatsu, muere en junio. 

Genealogía del Aikijutsu y el Aikido

Shinka Saburo Yoshimitsu, Siglo XII, Daido-ryu
Saigo Chikamasa, 1829-1905, Oshikiuchi
Takeda Sokaku, 1858-1943, Aikijujutsu
Yong Sul Choi, Hapkido, Derivación Tradicional (D/T)
Shodo Morita, Nihon GoShin Aikido, D/T
Matsuda Hosaku
Okuyama Yoshiji, Hakko-ryu, D/T
Nakano Michiomi, Shorinji Kempo Derivación Tradicional
Yamashita Minoru, Shindo-ryu
Yamada Saburo, 1926-1976, Yamate-ryu Derivación Tradicional
Takeda Tokimune, 1925-, Daito-ryu Aikibudo,Aikibudo, L/P/Tradicional
Ueshiba Morihei, 1883-1969, (con U. Kisshomaru) Aikido, D/Moderna
Tanaka Setaro, Shinriaku Heiho
Mochizuki, Yoseikan
Fukui Harunosuke, Yae-ryu
Shioda Gozo, YoShinkan
Otsuki Yutaka, Otsuki-ryu
Inouye, Shinwa Taido
Hoshi Tetsuomi, Hoshi-ryu Kobujutsu
Hirai Minoru, Korindo
Tomiki Kenji, Tomiki-ryu
Noguchi Senryuken, Shindo Rokugo-ryu
Tomei/ Tohei Koichi, Ki no Kenkyukai/ Shin Shin Toitsu
Ueshiba Kisshomaru, 1921, (con Ueshiba Morihei) Aikido, L/P Moderna 

Los diferentes estilos en Aikido

El Aikido fue desarrollado originalmente por O Sensei. Muchos estudiantes que estudiaron bajo la tutela de O Sensei decidieron extender su conocimiento de Aikido abriendo sus propios dojos.
Debido, entre otras cosas, a la naturaleza dinámica del Aikido, los diferentes estudiantes de O Sensei interpretaron su Aikido de formas diferentes.
Así nacieron los diferentes estilos de Aikido. Cada estilo tiene sus propias características, pero todos se basan firmemente en los conceptos básicos que el fundador del Aikido dio para éste.
No se debe considerar ninguno superior o inferior a cualquier otro, sino que cada individuo debe encontrar un estilo que se adapte mejor a él o ella. Factores externos, tal como la situación geográfica, pueden por supuesto ser limitaciones que Aikikai al igual que Hombu (realmente la oficina principal) saben.
Este Aikido Clásico como fue enseñado por Ueshiba, hoy es dirigido por la Fundación de Aikikai que es encabezada por el nieto de O Sensei, Moriteru Ueshiba Sensei.

Iwama

Un estilo que enseña como lo hizo Morihiro Saito, un estudiante de O Sensei, en el pueblo de Iwama pone énfasis en la relación entre taijutsu y el conocimiento de los movimientos del jo. Este estilo de Aikido refleja el arte del Fundador como lo enseñó aproximadamente entre los años de 1946-1955 y el número de técnicas es mayor que los que actualmente enseña el Aikikai Hombu Dojo.

La Sociedad del Ki

También conocida como Shin Shin Toitsu Aikido (Aikido que coordina Mente y Cuerpo), fundada en 1971 porKoichi Tohei un estudiante 10º dan de O Sensei que, por petición de O Sensei, llevó el Aikido a EE.UU. en 1953. La Sociedad del Ki considera importante el uso del Ki, no sólo en las técnicas sino en la vida diaria para estar sereno y relajado en situaciones de tensión.

Kokikai

Es un estilo fundado por Shuji Maruyama Sensei, es particularmente suave y pone énfasis en la ley del “mínimo esfuerzo para el máximo efecto”.

Tomiki Ryu Aikido

Fue fundado por Kenji Tomiki, un gran judoka que Jigoro Kano (el fundador de Judo) envió a Ueshiba para aprender Aikido. El enfoque principal del Aikido Tomiki es el kata (forma) que se esfuerza en enseñar y capturar los principios del Aikido. El Aikido Tomiki resta importancia al concepto de Ki, y en cambio decidió concentrarse en el lado fisiológico del Aikido.

Aikido YoShinkan

Pone más énfasis en el uso del Aikido como método de defensa personal, y menos en los elementos más esotéricos o filosóficos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario